El sueño aumenta la creatividad

el sueño aumenta la creatividad

Cuando dormimos, nuestro cerebro sigue trabajando y aumenta su rendimiento. Recientes estudios confirman que la memoria mejora y hasta se producen momentos de genialidad mientras dormimos.

Según una investigación dirigida por investigadores alemanes, durante el sueño nacen las mejores ideas y hasta aparece el genio. La explicación es que la actividad neuronal es más eficaz y económica cuando dormimos profundamente y durante el tiempo necesario.

Dormir implica actividad cerebral. Allan Hobson, de la Harvard Medical School (HMS) de Boston, EE UU, el "sueño es provocado por el cerebro y lo beneficia".

Esto se acopla a otra teoría sobre el papel del sueño profundo, que dice que durante el mismo las neuronas producen nuevas zonas de contacto que consumen energía. En esta fase el organismo desecha las sinapsis o contactos que no necesita y fija las nuevas, para lo cual es preciso que el cerebro desarrolle una actividad sincrónica, lo que se ve en las ondas cerebrales largas del sueño profundo.

Por este mismo motivo, sin sueño no hay memoria ni genio. El cerebro durmiente pasa revista a lo sucedido durante el día, reforzando las asociaciones existentes y dejando huellas en la compleja red neuronal. La memoria guarda datos de su actividad reciente en el archivo de recuerdos y teje redes de nuevas informaciones con impresiones antiguas, preparando de este modo el terreno para lo que vendrá en el futuro.

A más horas de sueño, mejor calidad de vida

¿Cuánto debería dormir una persona para resguardar su salud y su rendimiento intelectual, así como para mejorar su capacidad creativa?
Lo mínimo son siete u ocho horas, aunque es decisivo dormir durante esas horas regularmente, es decir, no llegar con menos horas al fin de semana y tener que recuperarlas entonces. Cierto es que quien duerme poco no le hace ningún favor a su memoria ni a su creatividad. Por el otra lado, quien duerme demasiado no está mejorando su rendimiento cerebral, pero puede darse la mano con dormilones de la talla de Albert Einstein y Wolfgang von Goethe. En todo caso no tiene por qué sentirse culpable, ya que, como diría el psicólogo Mihaly Csiksyentmihalyi, autor del libro “Creatividad”,” el tiempo que perdemos durmiendo lo ganamos en calidad de tiempo vivido.”
Como siempre en estos casos, hay una media de sueño necesario para todas las personas, pero solo a modo indicativo y esdístico. Por lo tanto, busca las horas que tú necesitas para dormir y verás cómo aumenta tu calidad de vida.